viernes, 4 de julio de 2008

EN HONOR DEL CHALADO

Anoche, a las 2.00 de la madrugada, concluyeron los actos conmemorativos de la segunda venida anual de nuestro profeta canario El Abogado Chalado.

Para dicha celebración, se contó con una fastuosa cena en la que TODOS lo miembros de honor del insigne Castán Tobeñas Fan Club disfrutaron de productos del Bajo Aragón. Dicha pitanza fue donada íntegramente en acto singular e irrepetible por el insigne Maromo Hermano La Broca.
Después de muchos años, y como hecho reseñable, una reunión de maromos contó con la dulce presencia de una señorita. La futura esposa del chalado deleitó con su gracejo canario y sorprendió por su paciencia ante la evolutiva ingesta de alchol de la que volvieron a hacer gala los hermanos catofaneros. En contrapartida, en opinión de este humilde cronista, la muchacha se divirtió notablemente con los espasmos rítmicos y los alaridos musicales de los actuantes en la Gran Sala Karaoke Pub Traste.
Por lo demás, como cantaron los Maromos Gorila y Pequesaurio, la vida sigue igual. El Turco interpretó su papel de estátua humana, actuación que con el paso de los años ha depurado hasta el punto de ser capaz de beberse los cubatas sin moverse. Y el Paraguas se piró por asuntos personales a la 1 de la madrugada. En los corros catofaneros, las malas lenguas comentan que marchó al Luces a meterse droga y jugar a las tragaperras. No obstante se trata de un hecho sin contrastar.

  • La cena: exquisita pero un poco cara, fue abonada por La Broca.
  • Las copas: una puta mierda, y excesivamente caras.
  • El show: magestuoso. Actuaron: Broca y Gorila (Amor Mediterráneo), Broca y Gorila (Dueño de Nada), Pequesaurio y Gorila (La vida sigue igual), Pequesaurio y Borca (Amante bandido), Broca y Gorila (Xavi el Miserable). No hubo bis, quedando pendiente Suspicius Minds.

video
Un canto la amistad, un tanto gay, pero amistad.

1 comentario:

la broca dijo...

GRAN DOCUMENTO, el documental del Catofan va a ser la bomba, deberíamos dedicarnos a esto profesionalmente, me refiero a lo de beber...Lo de anoche fue épico... un nuevo homenaje, un nuevo "canto" nunca mejor dicho a la amistad... volvió el huracán canario como cada año más chalado que el anterior a enseñarnos a mover el esqueleto de la forma más afectada posible, volvieron a escucharse los berridos, los "que shi, que shi...", volvió a repetirse una vez más la ceremonia Catofánica, ese ritual que exorciza todos los demonios y que nos devuelve cuando lo celebramos a una época suspendida en el tiempo y el espacio, un momento más allá de los siglos, donde siempre existiremos, donde siempre seremos unos vagos chalados... LA DIMENSION CATOFAN...
OS QUIERO A TODOS!